Fotografia d’Emilio Morenatti

100,00

Categoría:

Descripción

Agustina Cañamero, de 81 años, abraza y besa a su esposo Pascual Pérez, de 84, a través de una pantalla de plástico para evitar contraer el coronavirus en una residencia de mayores en Barcelona, el 22 de junio de 2020. Incluso envuelto en plástico, un abrazo puede transmitir ternura y alivio, amor y devoción. El miedo que se apoderó de Agustina durante los 102 días que ella y su esposo estuvieron separados físicamente debido al confinamiento, desapareció instantáneamente en el momento en que la pareja se abrazó a través de aquellos plásticos.