Fotografia de Isidre G. Puntí

100,00

Categoría:

Descripción

Pungalá

Esta foto la tomé hace casi 20 años en los paramos del Chimborazo y aun hoy sigo enamorado de la fuerza que hay en la mirada de esta niña. En la parroquia de Pungalá, un cura indígena, Gabicho, intentaba crear un proyecto de recuperación de la Llama que supusiera una salida de la pobreza extrema de las mujeres de su comunidad. Los hombres habían emigrado y el fracaso o el olvido dejaba a las mujeres desamparadas en un mundo laboral masculino. La lana de estos animales seria la base de una pequeña empresa textil comunera. Muy difícil o imposible, no se me ocurría otra opción. Pero Gabicho no estaba solo, dos de los fotógrafos que mas admiro y respeto le estaban ayudando. Sebastiao Salgado y Joan Guerrero. Gracias a Gabicho y a la mirada de la niña entendí, que si bien la fotografía no puede cambiar las cosas, si que puede ayudar a mejorarlas.